martes, 8 de julio de 2008

Solo 5º!! .

Por ahora, solo el link pero vale la pena.
http://es.youtube.com/watch?v=TTQtUuC7R6s&feature=related

Espero comentarios sobre semejanzas y diferencias entre Hitler/Stalin y Perón: origen, gobierno, política económica, política exterior, lo que quieran. No más de 10 líneas. Hay para todos pero UNO y solo UNO por persona. Obligatoriamente hasta el 22 de Julio.

22 comentarios:

luchamosa dijo...

Holas!!

Voy a comparar las políticas exteriores de Hitler y Perón.
Acá podemos hablar de diferencias, ya que Perón estableció la 3ra posición, en el contexto de la Guerra Fría, lo cual implicaba la no alineación con ningún bloque. Esta actitud significó ser pacifista, sin fuerza militar contra otros países. Hitler, en cambio, combinó la diplomacia con la amenaza o el uso de la fuerza y por lo tanto se puede decir que era agresivo, con fines expansionistas (espacio vital y pangermanismo). Lo cual nos lleva a hablar de las alianzas ideológicas: Perón, a causa de la tercera posición, no responde a una alianza; por el contrario, Hitler sí lo establece con Italia, Japón y España. Otra diferencia, es la actitud frente a los organismos internacionales: Perón aumenta su prestigio en el exterior participando de las conferencias; mientras que Hitler debilitó a la Sociedad de Naciones retirándose en 1933.

Saludos!!!

antonella dijo...

Hola a todos, en el siguiente comentario voy a señalar las distintas situaciones de crisis económicas, políticas y sociales en las cuales asumen Hitler, Stalin y Perón.

En cuanto a los aspectos sociales, Hitler asume frente a una alta tasa de desempleo y muy bajo nivel de vida a partir de la crisis económica mundial. Además existía un gran resentimiento a partir de las medidas establecidas en el tratado de Versalles, mientras que en Rusia no había ningún tipo de crisis social. Perón, por otro lado, se enfrenta a una crisis de representatividad en sindicatos y a la explotación obrera.
En referencia a lo político, Hitler asume frente a la debilitación de la República de Weimar, ésta se encontraba fragmentada en distintas tendencias (NSDAP -partido nazi- y KDP -partido comunista-), Stalin asume frente a la división del partido bolchevique y una crisis ideológica, y Perón asume frente a un sistema fraudulento y represivo en el cual ya el golpe de 1943 fue concretado por varias tendencias (nacionalistas, neutralistas, anticomunistas, etc)
Finalmente, en cuando a lo económico ni Stalin ni Perón asumen frente a una crisis, mientras que en Alemania se encontraba en una época de recesión y ajuste a partir de la crisis económica mundial, había hiperinflación, devaluación y debían pagarse deudas.

Daniela dijo...

Creo que una de las semenjanzas más importantes con respecto a la llegada al poder de estos tres líderes es que ocupaban PUESTOS CLAVES en cada gobierno.
PERON al ser el secretario del departamento de trabajo, el ministro de guerra y el vicepresidente hacia 1944, logró conseguir mucho poder; especialmente por el primer puesto (secret. de trabajo) ya que este le permitió tomar medidas que mejoraron las condiciones de vida de la población y así ganar popularidad (los obreros se convirtieron en la base de su poder).
STALIN al ser el secretario general del Comité del Partido Comunista (1922) fue capaz de ir instalando a sus partidarios en el gobierno. Así, luego de la muerte de Lenin, pudo aislar primero a la izquierda (Trotsky) y finalmente a la derecha, stalinizando el Politburó.
HITLER hacia 1933 cumplía el papel de canciller (podia dictar decretos), ministro del Interior (control de la policía) y del Interior de Prusia (provincia de gran concentración de comunistas). De esta manera, se aprobó la Ley Facultativa que le otorgaba el derecho a gobernar por decreto.
Por lo tanto, los puestos que ocuparon estos 3 líderes fueron fundamentales para que llegaran al poder. Además, en el caso de Perón y Stalin, los puestos que tenían no parecían ser relevantes, no se veía ninguna amenaza; luego se demostró que fueron sumamente claves.

Natalia dijo...

Creo que el control de la población fue un común denominador en los gobiernos de HITLER, STALIN y PERÓN a través de: educación/adoctrinamiento, control de los medios de comunicación y hostigamiento a los sectores de la oposición.
En los tres casos, se avanzó sobre la sociedad civil por medio del adoctrinamiento para favorecer el culto al líder y desechar el espíritu crítico desde temprana edad. Por ejemplo: con Hitler la creación de organizaciones juveniles como La Juventud Hitleriana y las Doncellas Germanas; con Stalin los Octubristas; y en cuanto a Perón, la organización de eventos multitudinarios con participación infanto juvenil como la UES.
Con respecto a los medios de comunicación, estos gobiernos ejercieron censura, no admitiendo una posición crítica por parte de los mismos y utilizándolos como un instrumento de propaganda política. Ya sea expropiándolos o ejerciendo tal presión que provocaban la autocensura, por ejemplo, el diario La Nación durante la época de Perón, impidieron la libertad de prensa y se aseguraron un mejor control de la población.
Por último, la actitud frente a la oposición tuvo diferentes metodologías. Hitler proscribió los partidos políticos, convirtiéndose Alemania en un Estado de partido único y los sindicatos fueron reemplazados por el Frente Laboral Alemán. El control se ejerció a través de una enorme fuerza policíaca y la Gestapo (policía secreta). En cuanto a Stalin, eliminó toda oposición consolidando el dominio de su persona y del partido comunista, caracterizándose los miembros de su gobierno más por su lealtad que por su capacidad. Ejerció un verdadero terrorismo de Estado a través de las purgas en todos los ámbitos. En el caso de Perón, por un lado, buscó unificar las fuerzas políticas que lo habían llevado al gobierno con el encarcelamiento de los dirigentes opositores y la disolución de los partidos para conformar el Partido Peronista. Por otro lado, ejerció mecanismos de control en los diferentes ámbitos donde existía oposición, ya sea a través de recursos constitucionales o de una concepción verticalista que implicaba lealtad al presidente.
En todos los casos hubo control de la población, lo que varió fue la metodología violenta con la que se llevó a cabo.

Flor Monti dijo...

hola a todos aca les dejo un comentario...mezaco un poco de todo pero la verdad es que si hablo de uno solo me parece muy poco..

Creo que una importante similitud entre Perón, Hitler y Stalin es que son gobiernos nacionalistas.
Podemos establecer que los tres gobiernos asumieron frente a crisis de representatividad, debido al desprestigio de la República de Weimar, la muerte de Lenin y en el caso de Peron por lo gobiernos autoritarios y fraudulentos anteriores. Podemos inferir que en estos momentos los pueblos de los tres gobiernos necesitaban una figura fuerte y que les de esperanza. Además,se puede ver que Hitler y Peron,con el discurso nacionalista lograron aumentar el consenso popular. Es importante considerar que además en el caso de Peron la revalorización y los nuevos derechos de los obreros aumentó su popularidad.

Espero que sirva
adiooos

celes15_bostera dijo...

holaa

Voy a comentar sobre la preocupación social en los gobiernos de Hitler, Stalin y Perón, teniendo en cuenta las las condiciones en las que vivía la sociedad durante los mismos.
En el caso de Hitler, logró disminuir el desempleo, cierto bienestar social y mejoras en las condiciones de vida. Sin embargo, estas mejoras no abarcaban a toda la sociedad. La oposición era perseguida crudamente, suspendiéndose las libertades individuales. A los judíos se los obligaba a realizar trabajos forzados en los campos de concentración.
En el caso de Stalin, los planes quinquenales (una de las medidas más importantes de su gobierno) aumentaron impresionantemente la producción pero con un alto costo social. Los trabajadores eran explotados, se abolieron los sindicatos y al aumentar el gasto estatal, disminuyó el gasto social. El impacto en la población fue una sociedad adoctrinada, pasiva y atomizada por el miedo.
En el gobierno de Perón, se fortalecieron los sindicatos (aunque estos estaban por lo general bajo el control de Perón como en el caso de Hitler, se les otorgaba derechos a los obreros con los que antes no hubieran podido soñar) y mejoraron las condiciones de trabajo. El estado pasó a ser un Estado garante, es decir que, actuaba como mediador en los conflictos entre el empleador y el obrero.
En el terreno de la caridad, se creó la Fundación Eva Perón.
Con respecto a la oposición, si bien sufría cierto hostigamiento, de ninguna manera era un estado policíaco que perseguía y eliminaba a toda oposición como los de Hitler y Stalin.

En conclusión, el estado con más preocupación social fue el de Perón. El de Hitler logró ciertas mejoras pero éstas abarcaban sólo a quienes no se opusieran a su gobierno y el de Stalin no parece haberse preocupado por la sociedad.

Ivana dijo...

Desde mi punto de vista, existe una similitud en la política económica de Perón y Stalin ya que en ambos casos se puso en marcha el plan de industrialización.
En el caso de Stalin, a través de los planes quinquenales que tenían como principal objetivo producir sin importar la calidad del producto y en cuanto a Perón, con el desarrollo de la industria liviana. Asimismo, en ambos gobiernos, el estado pasó a ser empresarial ya que primordialmente invirtió en el desarrollo de la misma.
Sin embargo, existieron diferencias. Una de ellas es el objetivo de este plan, ya que a pesar de que ambos apuntaban a una autarquía económica (mayor independencia), el propósito de Stalin era principalmente defensivo ya que en ese momento, Rusia era un país que poseía un importante retraso industrial y esto generaba una debilidad frente a los posibles ataques capitalistas. En el caso de Perón, el plan de industrialización tenía como único objetivo dejar de depender de las principales potencias, disminuyendo las importaciones y abasteciendo a la población con productos nacionales.
Por último, otra diferencia fue el trato que recibieron los obreros ya que en el caso de Stalin, debieron sufrir explotaciones, trabajaban a presión, sus derechos no eran respetados y tampoco existían sindicatos que los pudieran defender. En cambio, Perón les ofreció el diálogo y soluciones concretas para tratar de resolver sus problemas y gracias a él, recibieron muchos beneficios que antes no les habían otorgado.

leo_shin90 dijo...

Bueno, voy a comparar el culto al líder en Hitler, Stalin y Perón.

Primero y principal, en los tres casos se pueden observar que el culto al líder era extremo. En algunos era en mayor medida y en otros, menor. En el caso de Hitler, el culto al líder era extremo: el Führer era considerado como una figura paternal, el único capaz de liderar y gobernar a Alemania Nazi, una figura mesiánica, omnipotente y omniscente. En el caso de Stalin era igual y más aún (recordemos que las casas tenían que tener un cuadro del mandamás soviético), pero la diferencia es que Hitler tenía instituciones como la Juventud Hitleriana que podía lograr que la población lo divinice en este caso jóvenes. En el caso de Perón, el culto al líder era parecido pero en menor medida, ya que hay que pensar que Hitler y Stalin eran gobiernos totalitarios y Perón no. Aún así, Perón era muy idolatrado y también su esposa, Eva, haciendo que Perón sea visto como el “padre del país” y Eva, “la madre”.

Diana dijo...

Para adelantar trabajo, estoy leyendo los comentarios y quería hacer algunas observaciones:
a favor:
Las comparaciones son puntuales y claras. Demuestran variedad tratando de cubrir todos los aspectos (igual falta para los que tienen fiaca de escribir). La mayoría compara los TRES de a TRES, muy bueno!!!
Para mejorar:
Recuerden que la comparación tiene que ser homogenea: si estoy refiriéndome a las condiciones de vida no puedo incluir el control o la persecución de la oposición.
(Daniela): Hitler empieza su carrera política antes de ser canciller. Lo interesante es analziar como logra ser convocado para esa función
(Natalia): Perón no disuelve los partidos políticos, solo el laborista porque sus líderes deseaban mantener su autonomía frente a Perón
(Florencia M): En la URSS la muerte de Stalin genera un vacío de poder pero NO una crisis de representatividad porque era una dcitadura. Stalin no tiene que ganar, a diferencia de Hitler y Perón, el apoyo de la población.
(Celeste): Me parece muy importante aclarar que aunque Hitler y Perón dan beneficios a los trabajadores, solo Perón establece un estado benefactor ya que Hitler favorece la concentración de la riqueza en los empresarios -unico grupo que escapó a la nazificación-
(Ivanna): También Stalin busca la autarquía.
Sigo esperando los otros. DIana

Anónimo dijo...

Diana soy Micaela y voy a trabajar las políticas económicas de Hitler y Perón, basados en la repercusión que generaron en la población.

Se podría decir que en el caso de Perón, éste decidió realizar una “revolución desde arriba” en cuanto al plano económico, modificando nuestra histórica dependencia al modelo agro exportador mediante el fomento de la industria liviana. Su objetivo, en sus primeros años era básicamente lograr una política socialmente justa gracias a la independización económica, dando una serie de atribuciones y derechos al obrero que definitivamente mejoraron su calidad de vida.
Si bien esto se dio bajo márgenes impuestos desde el gobierno, Perón logró no solo una mejora en la sociedad trabajadora, sino también una mejor relación entre los empresarios y los obreros (que se encontraban organizados en sindicatos administrados por Perón) con el Estado y una reconciliación con el régimen capitalista.
Sin embargo, en la Alemania de Hitler, la industria estaba implementada con otros fines; si bien el Estado les brindó ciertas atribuciones a los obreros, innovadoras para éstos quienes nunca habían logrado alcanzarlas, el objetivo no se centraba en lograr una justicia social ni una mejor redistribución del capital, sino que consistía en ordenar y mantener a una masa obrera homogénea (que no se encuentre con razones para sublevarse) y que responda a las exigencias de los empresarios industriales (los pilares de la economía alemana).
En conclusión se puede decir que si bien ambos intervinieron en reformas económicas, sus fines eran destinados a diferentes clases económico - sociales.

saludos,
micaela

Anónimo dijo...

hola holaaa! soy marina..

Voy a comparar los rasgos personalistas de hitler y Perón.

Hitler y Perón llegaron en el gobierno a partir de la convocatoria de funcionarios que ya se habían asentado en el mismo- y que por eso tenían el poder para llamarlos-. En ambos casos, fueron llamados porque su popularidad iba en aumento, debido a la carrera política que habían desarrollado por sí mismos, y entonces tanto al presidente de Weimar como a Farrel, les era conveniente “tenerlos de su lado” para conseguir apoyo del pueblo y de cierta manera usarlos como títeres o como un elemento para construir una fachada. Sin embargo, ambos continúan escalando en la política, logrando sobresalir y continuar fortaleciendo SU propia base de poder y no la base de poder del partido o sector por el cual se habían incorporado al gobierno.
De todas formas, es distinta la política que difunde cada uno, una vez que son los lideres de cada país. Ambos son autoritarios pero Hitler establece una dictadura y Peron se sostiene por el populismo. Por eso Hitler reprime a toda la población y por ende impone temor para ser obedecido, y Perón en cambio se basa en el hostigamiento y en la creación del sentimiento de lealtad del pueblo hacia el “porque él les es leal a ellos” y es por esta razón todo funciona correctamente en los sectores populares.(en la 1era presidencia)

Álex dijo...

Hola a todos.
Yo voy a comparar la fidelidad de cada uno de los líderes (Hitler, Perón y Stalin) con respecto a su ideología y/o ideales.

Si bien Hitler estableció la ideología nazi desde un comienzo, y se estableció el mismo como la cabeza de ella, este líder mostró contradicciones, como las ideológicas. Una de ellas, es la vigencia de cierta democracia en el gobierno de Hitler. Para ganar apoyo de la población germana, Hitler había hecho hincapié en las falencias de la de república de Weimar y como las medidas que tomaba esta (Aceptar Versalles por ejemplo), debilitaban a Alemania. Pero sin embargo, a pesar de ser un gobierno antidemocratico Hitler no disolvió el parlamento, a pesar de tener control total sobre el gobierno y la facultad de poder dictar leyes. También, creo su propio ejercito personal, las SS, por desconfianza al ejercito de su partido, las SA.
Una base de la ideología nazista, era el anticomunismo. Los comunistas eran considerados enemigos del pueblo(En menor medida que los judíos),el líder Alemán persiguió a organizaciones rojas, y reprimió a huleguistas y obreros con el objetivo de frenar una revolución socialista. Sin embargo, una vez empezada la 2ºGM, Hitler firmó con Stalin, líder de la URSS, un tratado de no agresión que acordaba el reparto de Polonia.

En el caso de Stalin, además de este tratado Germano-Soviético, también se le podrían atribuir casos de traición a la ideología. Primero porque se las ingenió para fraccionar el politburó, y así lograr un gobierno mas personalizado y adaptado a si mismo, lo que va en contra de la ideología marxista de "máxima democracia". Una diferencia entre Stalin y Hitler es que el primero traicionó a la ideología también desde lo económico ya que con los planes quinquenales empleó metdos capitalistas de trabajo para con los obreros(Recompensa, salarios jerarquizados,etc).

En el caso de Perón, la traición a la ideología se basa mas en las medidas tomadas a un comienzo de su presidencia, con las tomadas posteriormente y las toamdas en la segunda presidencia.
Perón y el grupo obrero argentino también sufrieron cambios. Si bien el general en su primer presidencia hizo hincapié en la justicia social, en establecer cierto bienestar para aquel grupo (Sindicatos, fundación Eva Perón, construcción de monoblocks, etc), en la segunda presidencia, con la crisis económica, los reprimió y favoreció solo a los grupos que se mostraban mas peronistas. Luego, mostró contradicciones en cuanto a sus relaciones externas, su clásico slogan propagandistico de "Perón o Braden" (Que denotaba una clara oposición) fue olvidado. Primero, abandonó la neutralidad en la guerra y que en su segunda presidencia cedió frente al ingreso de capitales Estado Unidenses, y volvió a establecer negocios bilaterales con este país.

chofi_08 dijo...

Hola!
Voy a comparar las diferentes posturas tanto de Hitler como de Perón, frente a sus gobiernos anteriores.
En el caso de Hitler, sabemos que quería diferenciarse de la República de Weimar, el gobierno que regía previo a su ascenso, ya que al ser una democracia débil no pudo combatir el desempleo preocupante luego de la guerra. Aún así, Hitler insistía en sus discursos la idea de que esta república había traicionado a la nación al haber firmado el Tratado de Versalles (y junto a ello, la culpabilidad de la guerra). Para diferenciarse, Hitler tomó como medida incrementar el empleo, reduciendo el desempleo eficazmente. La debilidad de la República de Weimar logra verse claramente en el Levantamiento Espartaquista en donde los Freikorps (institución no gubernamental) debieron defender al gobierno contra los comunistas revolucionarios incapaces de solucionar el problema por ellos mismos. Por lo tanto, Hitler decide tomar una postura en contra y no cooperativa con su gobierno anterior.
A su vez, Perón quiso diferenciarse de la desprestigiada militancia anterior que cada vez aumentaba aun más su impopularidad. Éste, no utilizo un discurso violento en contra del gobierno anterior, salvo raras excepciones, su meta fue aplicar medidas que los distingan radicalmente. En primera instancia, optó por una nueva relación con los obreros, instó al dialogo y la solución de sus problemas. También, creó sindicatos lo que revalorizó el trabajo de los obreros y los dignificó. Hizo que se sientan orgullosos de ser trabajadores y que puedan expresarse libremente (pero con un control político) Además, adoptó un discurso innovador que asociaba al trabajador como un ser patriótico incorporando un compromiso en el sólo hecho de trabajar. Estas medidas contrastaron radicalmente con el gobierno anterior. Además, había un total descreimiento de la clase dirigente en los sectores populares, la consideraban corrupta, desgastada e impopular, claramente este factor facilito a Peron obtener el apoyo que tuvo después.
Finalmente, podemos concluir que si bien ambos lideres quisieron diferenciarse de sus gobiernos anteriores (y lo hicieron con gran éxito), debemos separar los medios por los que cumplieron ese objetivo. Hitler por un lado optó por un discurso violento y acusador, mientras que realizo pocas medidas diferentes a las de la Republica de Weimar. Mientras que Perón optó esencialmente por medidas contrastantes con la dictadura precedente, y no tanto con un discurso que enuncie las fallas del gobierno anterior.

BESOS

SOFIA L.

Sabrina dijo...

A diferencia de Hitler y Stalin, Perón mejoró el nivel de vida de la población. Aumentó los salarios de los obreros. También, se ampliaron las políticas de bienestar en las que los sindicatos tuvieron un papel clave: vacaciones pagas, turismo social, licencias por enfermedad. Además, se preocupó por la educación (disminuyó la tasa de analfabetismo) y fomentó el deporte mediante la realización de campeonatos. Aparte se creó la Fundación Eva perón, en la cual Evita ayudaba a quienes solicitaran su ayuda. Sin embargo, hay que tener en cuanta que Perón no hizo todo esto simplemente porque era “bueno”, ya que mucho de lo que hacía eran, en realidad, derechos del pueblo y obligaciones del estado. Todo esto le permitió obtener apoyo popular, en especial por parte de los obreros, ellos sentían que tenían que comprometerse y superarse por Perón.
Como conclusión, podemos de el peronismo adormece a la clase obrera, es decir que le quita el poder revolucionario. Perón logra mejorar el nivel de vida de la población pero con intereses particulares. En síntesis, podemos decir que esto era una forma de controlar a la población ya que mantenía el bienestar común.

Tatiana dijo...

Creo que un aspecto a comparar entre Hitler y Perón, es que ambos realizaron “revoluciones desde arriba”, desde el poder “ antes de que la haga el pueblo”, a través de “reformas autoritarias y preventivas”, que no eran pura y exclusivamente contra sus opositores, sino también hacia sus partidarios. Un ejemplo es la nazificación y la peronización, que tenían como objetivo erradicar la oposición, pero también a la vez era para controlar a la población. Más específicamente: en el aspecto laboral ambos nazificaron o peronizaron los sindicatos, donde se defiende a los trabajadores y al mismo tiempo se les da cierto cantidad de derechos, considerados ”beneficios”, que “los mantiene bajo una libertad vigilada.”

besos

pulpo dijo...

A continuación compararé A perón y Hitler, a partir de que ambos necesitaron de la s FF.A. para mantenerse y asumir el poder.
El 17 de octubre de 1945 ,día en que se vio definitivamente el poder de Perón y su capacidad para asumir el poder pues obreros habían colmado la Plaza de mayo exigiendo su libertad.
Cuando Perón apareció y dio su discurso, ante tanta insistencia por saber en dónde había estado el dijo
“Ante tanta nueva insistencia, les pido que no me pregunten ni me recuerden lo que hoy ya he olvidado.”
Perón sabía que de querer obtener y mantenerse en el poder necesitaría del apoyo de las FF.AA., para ello les subió los sueldos a los militares más que a ningún otro gremio y en público declaraba que haber sido militar había sido su mayor honra. La amenaza de un golpe se hallaba latente debido a los antecedentes históricos en la Argentina.
Hitler por su parte desde su ascenso al poder en1933 inició la reconstrucción del ejército alemán, reducido debido a las imposiciones del Tratado de Versalles.
Así como estos dos líderes necesitaron del apoyo militar para asumir el poder, esta misma fuerza militar contribuyó a la caída de cada uno, con Perón en el intento fallido de un Golpe en el 51, otro en l 55 en cual se bombardeó Plaza de Mayo y un último levantamiento iniciado en Córdoba el mismo año; y con Hitler el complot asesino fallido de 1944, perpetrado por oficiales de alto rango.

Andrés dijo...

Voy a comparar los grupos más importantes con los que se enfrentaron Stalin y Perón.
El principal sector opuesto a las decisiones de Stalin eran los kulaks, que eran los campesinos que se encontraban en una buena situación económica. El líder ruso los consideraba un estorbo al progreso ya que se oponían al proyecto de colectivización del gobierno. En muchos casos eran reprimidos, asesinados y se les expropiaban sus tierras para formar las haciendas colectivas.
En líneas generales, en algo se parece con la situación de Perón que tenía la oposición de los grandes productores rurales, miembros de la oligarquía y con intereses opuestos a los del gobierno peronista. Estaban en contra de que se termine con el modelo agroexportador y de que se le otorgara mayor importancia a la industria transfiriendo los ingresos del sector agropecuario al desarrollo industrial. La diferencia es que Perón no utilizaba la fuerza mayor para lograr que hicieran lo que él quería.

anto_bosio dijo...

hola a todos, yo me voy a focalizar en comparar la utilización de la propaganda en los tres casos.

En primer lugar podemos afirmar que la propaganda surtió efecto sobre la población de cada país. Los tres líderes hicieron uso de la misma para influir en las masas y en muchos casos a través de ella obtuvieron los resultados deseados. Sin embargo, sus objetivos y la forma de hacer uso de esta estrategia fueron diferentes.

En los tres casos, una de las claras utilizaciones de la propaganda tuvo que ver con el culto al líder del que ya se habló; la glorificación de estos tres como figuras mesiánicas (como dijo Leo).

En los casos de Hitler y Perón, ésta fue clave a la hora de crear la popularidad que los llevó a cada uno al poder, al ponerlos como los únicos capaces de resolver los problemas que la República o la Década Infame habían llevado a los respectivos países, lo que tenía que ver con el carácter aparentemente democrático de estos gobiernos. En ambos casos también se buscó resaltar el nacionalismo.

En el caso de Stalin, éste no tuvo que generar su popularidad, pero igualmente utilizó la propaganda con el propósito de convencer al pueblo ruso, “infiltrando” en los mensajes el terror y al mismo tiempo fortaleciendo la revolución. Muchas veces esta estrategia tuvo que ver también con el resaltar con desprecio la figura de los enemigos de la URSS, que fue lo mismo que pasó con el líder alemán, cuya propaganda luego se centró igualmente en el enemigo, imponiendo el antisemitismo.

Con respecto a Perón, esta propaganda tuvo que ver además con el enaltecer también la figura de su esposa “Evita” como madre de la nación (como ya mencionaron), y la suya propia por el carácter populista de su gobierno.

Al mismo tiempo en los tres casos esta estrategia fue clave para impulsar los planes económicos de los líderes (en el caso de Perón esto se ve sobretodo en su segunda presidencia, pero la forma de hacerlo es diferente porque en el caso de Argentina, el esfuerzo del pueblo se planteó clara y directamente como una forma de devolverle al líder un poco de lo que él había hecho para no decepcionarlo).

Mariano R dijo...

Hola. Yo voy a hablar de la importancia de la propaganda, algo que se repite en los tres gobiernos, el de Hitler, el de Stalin y el de Perón.
En los tres regímenes la propaganda fue utilizada para generar varios efectos en la población, en las masas y fue fundamental para mantenerse en el poder y en el caso de Hitler y Peron para llegar. En general, la propaganda engrandecía al líder y lo transformaba en no solo un ser sobrenatural, sino en el protector de la población. También la propaganda estaba destinada a adoctrinar a la población, en el caso de Stalin en contra de los Kulaks “chupasangre”, en el caso de Hitler en contra de la república de Weimar y luego en contra de los judíos, en el caso de Perón en contra de la oligarquía y los comunistas. Con esto pretendían unir al pueblo contra un enemigo en común. Otro propósito era mostrar “lo grande que era la nación” (orgullo nacional) y que había que sacrificarse por ella, en el gobierno Peronista se vieron carteles exclamando que los ferrocarriles eran argentinos, y en los otros dos regímenes se veían carteles con cifras de producción y hombres trabajando.
Ejemplos:
http://www.dailyspeculations.com/STALIN.jpg
http://www.wwii-collectibles.com/grp203.jpg
http://www.cta.org.ar/base/IMG/jpg/PERON_CUMPLE_314.jpg

so_2291pp dijo...

holaa.
yo voy a comparar las relaciones de HITLER, STALIN y PERON con la Iglesia.

Perón en un principio (periodo 1946-1953/4) tuvo una alianza con la Iglesia, momento durante el cual ninguno de los dos se quejaba de las acciones del otro. Pero a partir de 1953/4 comenzó a haber competencia entre los dos sectores por varias razones. En un primer lugar, competían en cuanto a la "caridad". ¿Por qué? Porque durante ese periodo, todo lo que la clase popular recibía era gracias a la Fundación Eva Perón o simplemente favores que Perón les hacía a los obreros en persona. Entonces la gente se comenzaba a preguntar: Si Perón y Evita nos dan todo, ¿la Iglesia dónde está? En segundo lugar, competían por probar cuál de los dos podía atraer más a la juventud. Por ejemplo, realizaban actos el mismo día, para ver a dónde acudía más el sector juvenil. En tercer lugar, también competían por atraer más al sector femenino, el cual al principio se sentía más identificado con la Iglesia, pues era su lugar de reunión y oración, pero con todos los beneficios que Perón estaba dando en esa época, ya no se sentían cómodas y preferían reunirse en otro lugar. Asimismo, el Partido Demócrata Cristiano, que estaba del lado de Perón, estaba autorizando ciertas medidas en contra de la Iglesia:
- Educación laica en escuelas públicas, las que antes recibían edudación cristiana,
- la Ley de Profilaxis,
- la Ley de Divorcio y
- el reconocimiento de hijos ilegítimos.

En el caso de HITLER, fue masomenos lo mismo, en el sentido de que en primer lugar no hubo conflictos entre el gobierno y la Iglesia, pero después comenzaron a aparecer los problemas. En 1933 Hitler suscribió un convenio con el papa en el cual se arreglaba que él no iba a interferir de ninguna manera con los católicos alemanes. Pero la condición de Hitler para ello era que se disolviera el Partido del Centro Católico y se suspendiera toda la intervención religiosa en la política. Más adelante Hitler se dio cuenta que esto no podía seguir en pie porque la Liga Juvenil Católica competía con su Juventud Hitleriana y su Liga de las Doncellas, al contar con más cantidad de jóvenes, y eso el Führer no lo iba a permitir. Ante los cuestionamientos de la Iglesia, Hitler respondió con arrestos de sacerdotes y monjas, quienes luego fueron enviados a campos de concentración. Con las Iglesias Protestantes fue más suave porque la gran mayoría de los alemanes pertenecían a ellas y Hitler no podá arriesgarse a perder apoyo. Lo que sí trató fue crear una "Iglesia del Reich" agrupando a todas las sectas protestantes de Alemania.


Por último lugar, STALIN intentó imponerse ante la Iglesia Ortodoxa, cerrando templos y persiguiendo a sus ministros, pero esto no fue tan eficaz como en los casos de Hitler y de Perón, ya que la mayoría de los rusos eran creyentes convencidos y finalmente, Stalin tuvo que ceder y dejar las persecuciones para mantener la moral pública.


En síntesis, todos los gobiernos tuvieron en algún momento de su periodo activo, conflictos con la Iglesia. La similitud entre Hitler y Perón, es que ambos al principio acordaron de cietra manera no interferir en la religión, pero luego se dieron cuenta que si quería continuar con su "ideología" no podían permitir ciertas actividades o actitudes de los religiosos. En el caso de Stalin fue al revés, quien desde un comienzo intentó poner fin a la influencia religiosa, y luego tuvo que frenar un poco su pésima estrategia, pues se estaba ganando el rencor de muchos rusos.

Anónimo dijo...

Holaa soy flor andino

En mi caso voy a comparar las razones por las cuales el pueblo apoyaba a sus líderes y de la manera en la cual estos líderes lograron este apoyo.
En el caso del Peronismo, el pueblo consideraba a Perón como a un padre bueno, el cual les había dado todo lo que tenían y al cual debía respetar, agradecer y apoyar. Esto, Perón lo había logrado en gran parte a la justicia social y a la propaganda, dado que éste fue el primero en darles ‘beneficios’, los cuales en realidad eran derechos, y además utilizó de manera muy eficaz el recurso de la propaganda el cual funcionó como medio para ‘masificar’ sus acciones y conseguir apoyo de la población. Por otro lado, en el caso del nazismo, el pueblo apoyaba a Hitler dado que éste había logrado llenar el vacío de poder que se había generado luego de la República de Weimar. También, ‘nazificó a la población de manera que la utilizaba el recurso de la propaganda, el cual mostraba a este enemigo único (judíos) y realizaba una repetición disimulada de los mensajes que deseaba hacer llegar a la población. Finalmente, en el caso de Stalin, la población lo respetaba porque existía un clima de tenía miedo, el cual había generado a causa de las purgas. Pese a esto, el pueblo en lugar de culpar a Stalin por lo que estaba sucediendo, culpaba a sus inferiores. Este líder, también utilizaba la propaganda para crear admiración y agradecimiento por parte de la población.
En conclusión, los tres líderes lograron el apoyo de las masas a través de la propaganda. Además, tanto Stalin como Perón lograron que a través de la misma la población los considerara como un ‘padre’, mientras que en el caso de Hitler esto no sucedió.

Conrado dijo...

Voy a comparar el enfrentamiento con los Estados Unidos que existió tanto en Hitler, como en Perón y en Stalin, aunque en cada uno de ellos fue con distinta intensidad y extensión.
El enfrentamiento de la URSS de Stalin con los EEUU es, en mi opinión, el más fuerte, a pesar de que durante la 2da Guerra Mundial fueron aliados. Después de la guerra, Stalin declaró que el comunismo y el capitalismo eran incompatibles y que la paz sólo sería posible si el primero reemplazaba al segundo. Esto significa que debido a los sistemas que adoptaban, estas dos naciones nunca podrían convivir en armonía, lo que después llevó a muchas décadas de guerra fría, que continuó incluso sin Stalin en el poder.
El enfrentamiento entre la Alemania nazi de Hitler y los EEUU fue el más intenso, ya que ocurrió en el contexto de una guerra mundial que se cobró más de 70 millones de vidas. Sin embargo, al finalizar la guerra, y con la muerte de Hitler, Alemania fue dividida entre los aliados, por lo que fue imposible que continúe el conflicto.
En el caso de Perón, se trató de permanentes “cortocircuitos” con los EEUU, en especial durante la primera presidencia, ya que los norteamericanos acusaban al gobierno argentino de pronazi y Perón acusaba a los EEUU de imperialista y de atacar a la Argentina.