sábado, 14 de abril de 2007

El final de la Primera guerra Mundial



Ya estamos llegando al final de la guerra! Será mejor el mundo? Las imagenes que nos acompañan muestran , tanto por su contenido como por el estado de animo que revelan, algunas de las consecuencias.
Para entender mejor que va a ocurrir al terminar el conflicto deben realizar la siguiente tarea:
  • organizar 5 grupos y avisar en el blog quienes son sus integrantes y que país eligen: Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia, Alemania o AustriaHungría.
  • Redactar un informe donde describan brevemente los objetivos con los que fueron a la guerra y, a continuación, a) sus objetivos al terminar la guerra, digamos en 1918. y b) como pensaban lograrlos?
Si es necesario relean la bibliografía para precisar los datos.
RECUERDEN AVISAR QUE FORMARON EQUIPO Y EL PAÍS QUE ELIGIERON LO ANTES POSIBLE PARA EVITAR QUE OTRO EQUIPO ELIJA ESA OPCIÓN.
MUY IMPORTANTE!!!! ESTA TAREA TIENE FECHA LÍMITE: MIERCOLES 18 DE ABRIL A LAS 24.00 HORAS. No se preocupen, la clase del martes la dedicamos a armar el informe, despues solo tienen que subirlo.

11 comentarios:

ivi_lococo dijo...

Hola a todos!Como andan?espero que bien.
Con respecto al trabajo, organizamos un eqipo que esta formado por: Antonella Bosio,Marina Fatta, Florencia Andino y yo y el país con el que vamos a trabajar es Alemania.

Saludos, Ivana.

luchamosa dijo...

Holaaa !!!

El equipo es: Florencia Monti, Daniela Cho, Celeste Fernandez , Natalia Salvatierra y yo .. el pais que elegimos es francia ..

Saludos, luciana

leo_shin90 dijo...

bueno mi grupo va a ser conrado kelly, alex chong, andres rebagliati y yo. el país q elegimos es gran bretaña.
nos vemos mañana

marianor91_03 dijo...

Mi Grupo va a ser Antonella cavadas, sofia perroti, tati y victor ramallo y yo (mariano ratto)

Vamos a elegir a Estados Unidos como pais.

mik_908 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mik_908 dijo...

hola a todos

nuestro grupo es bermolen, lazzari, brocardo y yo,,, y vamos a trabajar austro hungria

celes15_bostera dijo...

Bueno aca subo el informe..nosotras trabajamos con Francia.


Discurso de un ministro de Francia con otros políticos (luego de la Primera Guerra Mundial).

“El 3 de agosto de 1914, Alemania declara la guerra a nuestra patria y nosotros, victimas de aquel acontecimiento, no tuvimos otra alternativa que pelear. Sin embargo, esto también representó una oportunidad para recuperar el territorio perdido durante la guerra franco prusiana, Alsacia y Lorena. Entonces, nuestros objetivos no sólo eran defendernos de aquellos invasores sino también hacer justicia y reclamar lo que nos pertenece.
Una vez finalizada la guerra afortunadamente la mayor parte de los objetivos mencionados fueron concretados pero si miramos la situación de nuestro territorio, donde se combatió valientemente el conflicto, veremos ciudades destruidas, millones de refugiados que perdieron sus hogares, familias destrozadas por la perdida de sus seres queridos, una cifra incalculable por la gran cantidad de muertos. Esta pérdida de jóvenes franceses no solo nos afecta sentimentalmente sino también económicamente ya que los combatientes eran los más capacitados de nuestra sociedad, nuestros futuros gobernantes.
Francia tiene que enfrentar las consecuencias de la guerra, vivimos una crisis de reconversión que se ve agravada por el aumento de la inflación, el déficit comercial, las deudas y la devaluación de la moneda. Lo más lamentable es que nuestros ciudadanos son los mas afectados, que tienen que trabajar excesivamente a cambio de salarios marginales y el gobierno francés no tolerará esta situación, por lo cual se tomarán medidas al respecto.
Primero y principal, Alemania deberá pagar todas las perdidas materiales que causo a nuestro país. También es fundamental que reduzcan su ejército, su marina y su fuerza aérea para que no sea una amenaza en el futuro. Por otro lado, necesitaremos tierras para alojar momentáneamente a nuestros refugiados, es por eso que creemos que Alemania deberá ceder algunos territorios y también sus colonias. Limitaremos el comercio alemán para que no haya ningún tráfico de armas. Con respecto a lo interno, será importante que controlemos la educación y los medios de comunicación para que no se fomente odio o nacionalismo agresivo que podría generar deseos de una venganza. La policía francesa vigilara las fronteras para que ningún rebelde cruce nuestro país y así evitar un incidente como el del archiduque Francisco Fernando.
Que quede claro que la nuestra no es una propuesta de venganza hacia Alemania sino una propuesta de justicia. Justicia por nuestros soldados caídos, por nuestros ciudadanos aterrorizados, por nuestra economía. Justicia por Francia.

andy_reba dijo...

Mi grupo es Leonardo Shin, Alex Chong, Conrado Kelly y yo y trabajamos Inglaterra.


Mi nombre es Thomas Walter Kingley, soy un periodista inglés del prestigioso diario The Guardian, y a través de este artículo describiré y expresaré los objetivos que tuvo nuestro país, antes y después de la Gran Guerra y los problemas que debemos afrontar en estos días.
Recodando un poco, antes del comienzo de la guerra Mundial, Alemania estaba en una etapa de crecimiento positivo, amenazante para la economía de nuestro país. Su ejército naval estaba en pleno crecimiento y su nacionalismo ponía en riesgo la paz mundial. Por dichas razones era menester la destrucción del imperio alemán. Asimismo, nuestro objetivo de guerra era digno y no malicioso como el de los germanos, el mundo se vería favorecido con una victoria nuestra, ya que la historia demostró que somos el país elegido para ser el líder mundial. Para que esto se cumpla, debíamos entrar a la guerra. Vale recordar que Alemania actuó cobardemente, atacando a países que no estaban involucrados en la batalla, como nuestro aliado, Bélgica, donde destruyó infraestructuras y asesino civiles o ya en la guerra, atacando barcos con sus submarinos, tanto de nuestra nación, como la de aliados nuestros como Estados Unidos.
El 11 de noviembre de 1918 finalizó la guerra contra Alemania, cumpliendo nuestro objetivo: la rendición germana. Si bien pudimos neutralizar la amenaza enemiga, esto tuvo un alto costo para nosotros, tanto económicamente, como socialmente. Varios soldados de nuestra patria dieron su vida heroicamente en las trincheras, lo que causó una pérdida de familiares o profesionales, como médicos, maestros, herreros y carpinteros entre otros, pero más importante aún, padres e hijos de familias. La Gran Guerra fue un golpe muy fuerte hacia nuestra economía, porque las fábricas que tenemos en nuestro país que hacían bienes de consumo tuvieron que convertirse en fábricas de construcción bélica, lo que provocó que no podamos exportar más nuestros bienes de consumo, o que no podamos invertir en otros países. Por ejemplo, en el país americano Argentina, nuestros ferrocarriles han sido desplazados por los automotores estadounidenses, por culpa de nuestra falta de capitales. Es por esto que ahora debemos volver a establecernos económicamente, para volver a recuperar el título de líder mundial que hemos perdido durante la guerra y así retomar los mercados de los países perdidos.
En nuestros días, el gobierno ha de resolver varios problemas que ha dejado la guerra. Uno de ellos es el problema de la inflación. Como he dicho antes, a causa de la guerra, el gobierno dejó de importar bienes de consumo, ya que no se producían más. Esto provocó que tengamos un déficit monetario, causando un adeudamiento en nuestra economía, y esto a la vez, hizo que tengamos que usar las reservas para pagar las deudas, conocido como fugas de reservas.
Otro problema causado por la guerra, y a tener en cuenta por parte del gobierno inglés, es el de recuperar las inversiones que hemos perdido, frente a grandes países, como EE.UU. o Japón. En Argentina, el gobierno dejó de invertir en los ferrocarriles, lo que causó que seamos desplazados por los automotores estadounidenses, quienes ofrecen un mejor servicio en comparación de nuestros ferrocarriles, que al no tener inversión, son un retraso comparado con los automotores. En Asia, recordemos que el gobierno inglés tenía varios mercados, como la India, que ahora esta comenzando a convertirse en un mercado japonés, un país que esta creciendo más y más en estos días.
Una causa fundamental y muy importante que nos deja la guerra y que el gobierno ha de hacer frente, es que si bien ganamos la Gran Guerra, hemos dejado una muy mala imagen a nuestras colonias, como Sudáfrica o Nigeria. Nuestras colonias, nos creían como seres razonables, que a través de una conferencia podíamos arreglar las cosas, y no a través de una guerra. Además, al hacer recortes en nuestra economía, no hemos podido satisfacer a nuestra colonias, lo que está haciendo que ellas se autoabastezcan haciendo que comiencen a tener una idea de libertad, que tal vez en un futuro intenten ser un estado independiente de nuestro país. Y si llegan a ser un estado independiente, ¿Qué será de nuestra economía? Nuestras colonias no nos comprarían nuestras manufacturas y ¿a quién se las venderíamos si recién estamos saliendo de una crisis como la nuestra?
Hoy en día, nuestro país tiene varios objetivos en mente. Uno de ellos es poder revertir el mal momento económico que estamos atravesando, volviendo a armar una buena base económica, y así luego, poder volver a invertir en los países que se invertían o en volver a comerciar con los mercados perdidos, y poder llegar a ser el líder mundial económico otra vez, desbancando a EE.UU en el Occidente y a Japón en el Oriente. En los últimos días, hay rumores diciendo que el gobierno inglés esta tratando de comerciar con Alemania, basándose en el tratado de Versalles. Allí se puede ver claramente, que nuestro gobierno trata de convencer a los demás países de no imponer una severa sanción contra Alemania, diciendo que Alemania ya está bastante destruida, y así poder comenzar a comerciar con un país que está peor económicamente que Inglaterra, sacando provecho de esto. Asimismo el gobierno debería volver a fortalecer los lazos perdidos con nuestras colonias, ya que ellas son nuestros puntos estratégicos económicos, que al pertenecernos, nos deben obedecer, por lo que si llegamos a una base económica positiva, podremos volver a comerciar con ellas y así poder salir del pozo de donde estamos hundidos. No se debe olvidar que se debería satisfacer con algún lujo a las colonias, ya que nunca un lujo viene mal, ¿o si?

antocavadas dijo...

Integrantes del Grupo:
Mariano Ratto, Victor Ramallo, Tatiana Ramallo, Antonella Cavadas y Sofía Perotti
País: Estados Unidos



Fragmento de un libro escrito por un historiador estadounidense luego de la Primer Guerra Mundial.

Los estadounidenses entramos en la guerra con el fin de defendernos de una posible futura guerra contra Alemania, en el caso que esta se consolidara como potencia mundial. Entramos en el combate con el propósito de defender los ideal de justicia, democracia y obviamente de paz. Es por esa razón que le dimos un nuevo sentido al conflicto aportando moral a los soldados aliados y enviando tropas, que deseaban luchar contra el autoritarismo de Alemania.
Por otro lado, también teníamos como objetivo terminar con la campaña submarina alemana, que provocó el hundimiento de un gran numero de barcos civiles y de esta manera asegurar la libertad de los mares. También pretendíamos ayudar al estado francés, que demostró un gran apoyo en la guerra nuestra independencia. Otro aspecto para tener en cuenta es que una gran parte de la población quería que los Estados Unidos entremos en guerra ya que sentía admiración por los ingleses. Esto se ve claro en el gran número de manifestaciones populares. Finalmente se puede afirmar que para ese entonces nos era mucho más conveniente, para nosotros, el triunfo de los aliados. Esto se debe a que de ese modo nos asegurábamos plenamente que íbamos a cobrar las deudas que habían contraído los aliados durante la guerra.

Podíamos decir que, en cierto modo, fuimos el país que más se benefició con la Primer Guerra Mundial (o que menos se perjudicó), ya que como esta no se realizó en nuestro territorio, no sufrimos ningún tipo de perdida material-económicas. Además no perdimos mucha población económicamente activa. Al finalizar la guerra, EE.UU. ocupamos el vació de poder tras la caída de grandes imperios, especialmente Alemania y Rusia, aunque, sin embargo no ocupamos el papel de líder mundial ya que no participamos en la Liga de las Naciones.
A pesar de los aspectos mencionados anteriormente, la guerra también trajo efectos negativos sobre nuestro país. En primer lugar, al formar parte del conflicto en el norte de nuestro país quedaron muchos puestos de trabajo disponibles en industrias. Estos, durante la guerra, fueron ocupados por minorías, en especial la etnia negra que migró desde el sur agrícola y, también, por las mujeres. Aun cuando esto significó un gran ascenso social, los soldados, al regresar, se encontraron con que sus puestos de trabajo estaban ocupados. Esto dio origen a la crisis de reacomodamiento, que se extendió hasta 1921.
La revolución rusa (1917) asentó las ideas comunistas en la población y comenzó a haber una mayor cantidad de levantamientos populares contra el gobierno, lo que significó una amenaza para nuestra nación y un gran problema.

Una vez finalizada la guerra, nuestros objetivos ya no eran los mismos. Por un lado, pretendíamos mantener nuestra superioridad mundial alejada de Europa; deseábamos prevenir cualquier tipo de conflicto bélico que pudiera afectar nuestros intereses; y por otro lado mantener el comercio con Gran Bretaña y con Alemania con el fin de superar la crisis de reacomodación. Asimismo, también deseábamos conseguir algún tipo de compensación, ya sea económica o territorial, de Alemania por los caídos y las pérdidas causadas por la Guerra.

chofi_08 dijo...

Hola ¿que tal? Nuestro grupo está conformado por Micaela Di Stefano, Mariano Bermolen, Lucila Brocardo y Sofía Lazzari. El país que nos tocó profundizar fue Austria-Hungria. A continuación les presentaremos el informe que confeccionamos:

“Mi nombre es Pierre Dupont, periodista del prestigioso diario “La vie à l`étranger”, quien les brindará un informe que explique la lamentable situación del imperio Austrio- Húngaro durante estos conflictivos años
Para hacer una breve reseña histórica, Austria-Hungria era un imperio en decadencia que presentaba un gobierno autoritario y represor cuyo representante se hallaba en contra del Tzaar ruso. También, era un “país enfermo” ya que se encontraba retrasado económicamente, con escasas industrias. Sus habitantes eran campesinos pobres, y en su gran mayoría, analfabetos. Este territorio estaba integrado por un mosaico de nacionalidades entre las que predominaban los eslavos quienes se encontraban bajo el poder de un gobierno ario que no les brindaba ninguna situación de bienestar en sus vidas. Por otra parte, Austria-Hungria estaba “amenazada” por Serbia, un nuevo estado constituido por eslavos cuyo objetivo era liberar a los pueblos de su misma cultura de cualquier opresión. Al tener poca cohesión, Austria-Hungria se desintegraría.
Luego de analizar sus circunstancias previas a la guerra mundial, se puede afirmar que su primordial objetivo (y bastante fallido) es debilitar al Estado Serbio y así, poder erradicar su principal amenaza de desintegración y desprestigio. Por último, es importante destacar que Austrio-Hungria intentaría destruir a Rusia, su antiguo enemigo y a su vez, aliado de Serbia. Aunque, estos exasperados deseos de llegar a una tranquilidad y estabilidad del país debilitando a Serbia, hayan sido indudablemente fervientes, no son atribuidos a una guerra mundial, sino que justifican sólo una local.
Al rendirse, este imperio se enfrentó a diversos problemas como afrontar una posible desintegración y una malévola venganza por parte de los aliados. Poco después, Alemania firmó su rendición, lo que se mostró ante el mundo, una vulnerabilidad evidente de Austria-Hungria frente a sus enemigos. Ante esta situación, se generó incertidumbre por saber qué es lo que iba a suceder de ese momento en adelante permitiendo que el pueblo adoptara una actitud pesimista, desconfiada y rencorosa.
Como si esto fuera poco, no sólo existía un conflicto entre la sociedad y el gobierno sino que también prevalecía un malestar social entre las minorías que conformaban el imperio. Todo esto, además, fue producto de la repercusión del vacío de poder existente en aquel momento debido a que la soberanía quedaría en manos de sus enemigos.
Otro inconveniente con el que Austria-Hungria tuvo que lidiar fue el déficit y las deudas que comenzó a contraer este débil estado, dando lugar a la devaluación de la moneda y el pedido de impagables préstamos. Como consecuencia, se redujeron las exportaciones y aumentaron las importaciones.
Conjuntamente, es importante destacar que la guerra les generó una gran cantidad de bajas humanas, por lo tanto, la población económicamente activa (población masculina relativamente joven) disminuyó considerablemente. En este plano, se vieron afectadas sobretodo, las industrias, los mercados y el comercio nacional, por ende la economía.
En el aspecto político, Austria-Hungria al haber sido un imperio bajo el déspota autoritarismo, le fue difícil adaptarse al nuevo mundo democrático que está por desarrollarse. De modo que es dificultoso para éste no dejarse influenciar por la forma de gobierno que se está implementando.
Luego de haber sufrido las consecuencias de la guerra, los objetivos de Austria-Hungria tuvieron otros propósitos. Por empezar, intentó dejar a Alemania como la principal culpable y responsable de la guerra, desligándose de las consecuencias de sus actos lo que no es considerada una actitud leal hacia su aliada. Por otra parte, al ver el gran gasto económico que la guerra había ocasionado, su meta era reconstruir su economía y subsanar los daños materiales ocasionados (reconstrucción de rutas, puentes y vecindarios, reinstauración de las líneas telefónicas que por batallas o bombardeos se cortaron en las ciudades, arreglado de tuberías y sistemas cloacales afectados en ese último tiempo, entre muchas más cosas.)
Además, propuso no desintegrarse, pero sí “desprenderse” de las minorías aparentemente conflictivas, que posiblemente amenazaron la estabilidad de su nación. Al mismo tiempo, pretendía ingenuamente afianzarse en el plano económico para luego poseer una base consolidada y estable para adentrarse en una nueva expansión territorial.
Al ver las consecuencias evidentes que la guerra le causó al país, Austria-Hungria reconsideraría la posibilidad de intentar relacionarse con Serbia para no volver a presenciar otra guerra cuyos resultados podrían ser devastadores.

matuifatta dijo...

hola, como estan?
dejo el trabajo que hicimos en representacion de alemania.somos: andino, fatta, bosio y lococo.

“Como representante del gobierno del gobierno alemán, creo que es necesario que todos tengamos en cuenta que al fin y al cabo la guerra no fue más que un "gran accidente" del que todos tenemos que hacernos responsables ya que fue allí donde desembocaron la desconfianza, la competencia económica, colonial y naval, las diferencias políticas y los problemas de límites territoriales que se venían produciendo.
Nuestro principal objetivo, para entonces, residía en tratar de prevenir una guerra que ya se estaba asomando. Mientras se creyó que el "cheque en blanco" a Austria Hungría era una señal de apoyo a la guerra, esta fue en realidad una medida que tomamos creyendo que así Rusia repensaría su participación en la guerra apoyando a Serbia. Hemos propuesto, incluso, una conferencia de paz para prevenir todo este enorme enfrentamiento pero la propuesta no fue apoyada por ningún país, ni siquiera por potencialidades como Francia y Gran Bretaña. Luego, como resultado de las circunstancias, nuestro objetivo pasó a ser el de defendernos. Nos vimos obligados a poner en marcha el Plan Schlieffen ya que estábamos amenazados por nuestra posición geográfica no sólo por este frente sino también por Francia que seguramente aprovecharía cualquier oportunidad que se le presentara para destruirnos. Y entonces, ya a partir de este momento era imposible poder revertir la situación.
Ahora, podemos reconocer que la campaña submarina ha sido un error por parte nuestra, pero en ese momento, esta medida fue la única solución para poder defendernos rápidamente del enemigo ya que no contábamos con un aliado fuerte que pudiera colaborar con nosotros.
Después de la guerra, las pérdidas que sufrimos en todos los aspectos son mucho más graves que la de cualquier otro país ya que los últimos meses tuvimos que luchar solos con los dos frentes al haberse rendido tanto Austro Hungría como Turquía.
Ahora estamos, al igual que muchos de ustedes, desplazados por Estados Unidos y Japón en el ámbito que refiere al comercio ya que ellos han ocupado el lugar vacío que dejamos inevitablemente, al tener que adoptarnos a una economía de guerra. Ahora, nuestro esencial objetivo es revertir la situación: debemos subir el nivel de exportaciones y bajar el de importaciones para no caer en un déficit comercial. Prevenir una total devaluación de nuestra moneda e inflación de los precios por contraer deudas, es un forma de volver a la economía de paz. Y para regular todo esto necesitamos de un estado que tenga la capacidad de guiarnos a los alemanes ya que será difícil, aunque no imposible, readaptarnos a la vida teniendo en cuenta las heridas y cambios que produjo la guerra. Para conseguir este orden interno necesitamos saber que tendremos paz a nivel internacional (especialmente entre los países que estuvimos en guerra). De todas formas no creo que sea conveniente que estemos totalmente desarmados porque requerimos un armamento mínimo para cualquier situación que nos sorprenda. Tampoco sería correcto que tengamos que pagar una cifra delirante por los daños ocasionados porque nosotros también sufrimos y ahora anhelamos recuperarnos en paz.”