miércoles, 16 de abril de 2008

Estados Unidos y América Latina II México 1914

Resumen: 1914 Puerto de Tampico y Veracruz.

El contexto histórico en el que tuvo lugar la intervención estadounidense, en abril de 1914, fue la guerra civil mexicana. Dentro de este marco, las relaciones diplomáticas entre los gobiernos de México y Estados Unidos sufrieron un profundo deterioro.

En México, Victoriano Huerta, había llegado al gobierno a través de un golpe de estado, apresando y asesinando al presidente Francisco Madero, instigado por el embajador de los Estados Unidos Henry Lane Wilson. Huerta estableció su propia dictadura cerrando el Congreso, suprimiendo la libertad de prensa y declarando ilegal al movimiento sindical. Esto provocó el resurgimiento revolucionario con la dirección de Venustiano Carranza, al frente de las fuerzas constitucionalistas, y de las fuerzas rurales con Pancho Villa en el norte y con Zapata en el sur.

En Estados Unidos, los capitalistas eran partidarios de Huerta y enemigos de la Revolución. Sin embargo, al asumir Woodrow Wilson la presidencia de Estados Unidos, se encontró con que su antecesor no había resuelto el reconocimiento o no al gobierno de Huerta. En un principio, quiso establecer las normas conforme a las cuales resolvería la situación e intento prescribir cómo debían ser las elecciones, pero su enviado fue rechazado por el Ministro de Relaciones Exteriores de la administración huertista. Entonces, retiró al embajador por su intervención en el asesinato y se negó a reconocer al gobierno de Huerta. Continuando con su política intervencionista, dispuso la neutralidad oficial de los Estados Unidos en la contienda mexicana, lo cual significaba que no podían venderse armas a ninguno de los dos rivales, aunque en la práctica permitió comprar armas a los revolucionarios, lo que significó ponerse de parte de los mismos. A la vez, inició una campaña diplomática para impedir que los que gobiernos extranjeros reconocieran la administración mexicana de Huerta y que no les concedieran empréstitos. Si bien Wilson recibió las presiones de los inversionistas norteamericanos, ciertos incidentes que se produjeron favorecieron la posición del presidente. Estos se refieren a lo ocurrido en Tampico y al caso Ipiranga. Ambos sirvieron de pretexto al gobierno estadounidense para la intervención.

El incidente de Tampico se produjo entre marinos estadounidenses y la guarnición federal de Tampico, Tamaulipas, México el 9 de abril de 1914, cuando el comandante del USS Dolphin, Henry T. Mayo, envió a nueve marinos en busca de gasolina quienes fueron apresados por violar la disposición que prohibía tanto la navegación como el desembarco en dicho puerto. El comandante exigió disculpas y que se rindieran honores a la bandera de Estados Unidos con 21 cañonazos, ante lo cual, la Comandancia Militar de Tampico ofreció disculpas por escrito pero se negó a saludar la bandera estadounidense con salvas. Esta actitud fue tomada como un ultraje a la bandera por parte de gobierno estadounidense que a su vez manifestó temor por la vida de los ciudadanos estadounidenses que allí residían debido a las grandes inversiones de las compañías petroleras estadounidenses en la industria de la zona.

A este incidente se suma la noticia de que el barco alemán Ipiranga navegaba con rumbo a Veracruz para desembarcar un importante cargamento de armas para el gobierno de Victoriano Huerta, que al darse cuenta de la presencia de la escuadra estadounidense enmienda su rumbo y prosigue navegando hacia Puerto México (Coatzacoalcos), donde finalmente deja su cargamento, que más tarde capturarían las tropas constitucionalistas. En consecuencia, Wilson ordenó ocupar inmediatamente la aduana de Veracruz para impedir el desembarco de armas y con ello se desencadenó la invasión estadounidense, el 21 de abril de 1914, bajo las órdenes del contralmirante Frank Friday Fletcher, iniciándose el bombardeo y las operaciones terrestres, ocupando los edificios más importantes (correo, telégrafo, aduana), provocando la retirada de las fuerzas militares mexicanas al mando del general Gustavo Adolfo Mass. A pesar de ello, se integró una defensa por noventa cadetes de la Escuela Naval Militar, 100 soldados de 19º batallón y voluntarios civiles. Finalmente, el almirante Fletcher tomó control de la administración del puerto. No fue hasta noviembre que las fuerzas constitucionalistas recuperaron la ciudad. Aunque Huerta objetó oficialmente la ocupación, no la enfrentó activamente, siendo en consecuencia derrocado. Se instaló entonces el régimen de Venustiano Carranza, quien era mucho más favorable a los Estados Unidos. Sin embargo, las relaciones entre ambos países quedaron dañadas dado que la invasión reposaba sobre un falso supuesto: que las tropas norteamericanas serían recibidas como un verdadero ejército de liberación, pero solo consiguieron despertar el sentimiento nacional y provocar una gran indignación.

Con respecto al efecto sobre la Revolución Mexicana, esta intervención favoreció a la causa constitucionalista. Sin embargo, desaparecido el régimen huertista, entre los elementos revolucionarios triunfantes no hubo paz ni armonía. Carranza contó con el consenso de los sectores pudientes y logró también el apoyo de los Estados Unidos, pero los caudillos revolucionaros, Zapata y Villa, lo desconocieron.

Los incidentes ocurridos en Tampico y Veracruz fueron de suma importancia para México ya que demostraron que el país azteca no sólo pudo enfrentar a una potencia tan poderosa como Estados Unidos con el fin de defender su soberanía nacional sino que también pudo lograr que aquellas fuerzas estadounidenses que ocuparon el Puerto de Veracruz fueran retiradas en Noviembre de 1914.

En cuanto a la relación de Estados Unidos con América Latina, creemos que siempre se basó en la idea del destino manifiesto, la cual se tradujo a través de su política intervencionista, la que en realidad tiende a cumplir objetivos económicos y estratégicos para concretar sus propios intereses.

Podemos observar que siempre intervino en la solución de problemas financieros o en las políticas de gobiernos locales, supuestamente inescrupulosos, desde el punto de vista de los Estados Unidos; encontrando en esto un justificativo para su intervención, la que realiza combinando la vía diplomática, a través de exhortaciones y reprimendas, con el uso de la fuerza, como ser el desembarco de marinos. Es una relación del más fuerte sobre el más débil en la cual no siempre obtuvo resultados a su favor, dado la resistencia de los pueblos latinoamericanos en la medida que fueron logrando madurez política.

Bibliografía

§ Profesora Matilde Ch. de Fontana. Latinoamérica contemporánea, páginas 95, 96, 97.

Internet:

§ http://www.semar.gob.mx/historia/sinopsis2.htm#34

§ http://es.wikipedia.org/wiki/Revoluci%C3%B3n_Mexicana

§ http://es.wikipedia.org/wiki/Incidente_de_Tampico

§ http://es.wikipedia.org/wiki/Ocupaci%C3%B3n_estadounidense_de_Veracruz

§ http://memoriapoliticademexico.com/Textos/6rev.html

Visitadas por última vez el 13/04/08

Ivana Lococo, Sabrina Monzón y Natalia Salvatierra